PERCEPCIÓN VISUAL Y CEGUERA
Iván Tapia
Especialista en Educación de Ciegos (U.Ch.)

Para las personas ciegas la forma artística puramente visual es de muy poco valor. Puesto que ellos perciben el mundo principalmente a través de los sentidos del tacto, la audición y el movimiento o kinestésico, es en ese lenguaje que se da mejor su expresión artística. Indudablemente quienes han perdido la vista en su vida adulta, guardan una mayor cantidad de experiencias significativas visuales; por tanto se animarán a realizar obras de caracter visual como pinturas y collages, recibiendo el positivo refuerzo de los normovisuales. Pero la expresión plástica por excelencia de las personas ciegas será en el campo de la escultura y la pintura táctil o háptica.

LAS ARTES PLÁSTICAS
Las clases de Artes Plásticas para ciegos, como en todos los estudiantes, deben estar principalmente determinadas por experiencias. Salir a terreno y experienciar la naturaleza, el entorno cultural -como podría ser un mercado, un museo, tienda de vestuario o juguetería, etc.-; tocar unos cacharros, botellas, motivos tridimensionales diversos, el rostro de su profesor/a y sus compañeros/as, podrán ser ricos estímulos para la creación artística en escultura, táctiles (cuadros en relieves), estructuras o maquetas con diversas materias.

En el caso del alumno ciego integrado a la educación regular, es preciso reemplazar lo visual plano por lo táctil tridimensional. El dibujo en relieve sobre láminas de alumninio, cobre o papel celofán se presta más para composiciones abstractas y geométricas. Para representaciones figurativas es preferible el relieve y la escultura.

La educación actual es audio-visual. Los libros son ricos en láminas de muchos colores y el maestro utiliza los medios técnicos como la televisión y el video. Para el ciego esto constituye una barrera hasta ahora infranqueable. No dispone de la información visual entregada a sus compañeros normovisuales y sólo puede percibir segmentos de ella a través del oído. Ha de facilitarse al escolar ciego mapas y esquemas en relieve, como representaciones tridimensionales que hagan accesible esos conocimientos a su modo de percibir el mundo. Los modelos tridimensionales son los más fáciles de ser percibidos. En ocasiones es muy conveniente que estos sean realizados por el mismo alumno ciego.

DESARROLLO PERCEPTUAL
Tactar o percibir tactilmente y ver, son dos formas muy distintas de enfrentar la percepción de las cosas. Ya en 1950 se hacía distinción entre el reconocimiento de la forma visual y el reconocimiento táctil de la estructura. En 1959 se determinó que la especulación de los umbrales de la piel son menores en niños ciegos que en niños normovisuales.

La forma es elemental en la percepción visual como impresión inmediata. El normovisual toma la forma de los objetos (círculo, cuadrado, triángulo, etc.); todo se puede reducir visualmente a alguna de las formas básicas. La percepción visual es sintética. En cambio el modo táctil es analítico, la mano o el dedo va reconociendo el objeto a través de la exploración y el movimiento. Si la visión es un flash sobre el objeto observado, el tacto es un viaje sobre él y por ende más lento. En el caso del tacto, la estructura es el factor dominante.

PERCEPCION DEL COLOR
No existe una tecnología o sistema de sustitución capaz de emplear variaciones cualitativas (color). Por ello la estimulación táctil empleada sólo ha logrado diferenciar en intensidad (blanco, gris y negro).

Las formas existentes son básicamente dos:
• Sistema de Optacón Telesensory, placa táctil que permite diferir en intensidad a través de pulsaciones.
• Nuevas investigaciones que plantean el desarrollo de un sistema electro táctil de sustitución de la visión, enfocada a estimulación cuantitativa y cualitativa.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

JUEGOS PARA NIÑOS CIEGOS.

MATERIALES LÚDICOS PARA PRESCOLARES CIEGOS.