martes, abril 29, 2008

EL ESTUDIANTE CIEGO EN CLASE DE FÍSICA


Consulta: Soy docente de Escuela Secundaria en la provincia de Rio Negro y se con anticipación que durante el ciclo lectivo tendré un alumno con disminución visual, en tercer año, al que le debo enseñar Física. Desde ya estoy preocupada, como enseñarle los contenidos para que el pueda aprender. Es por eso que solicito, tengan a bien remitirme información, lecturas o todo lo que ustedes consideren necesario para dicho propósito. Atentamente,

Viviana Fernández

vfchimpay@yahoo.com.ar

Estimada Viviana Fernandez:
Si usted va a tener un alumno ciego en su clase, es probable que él maneje el sistema Braille. Por tanto podrá tomar apuntes en su regleta como el resto de los alumnos. También podrá ayudarse con una grabadora, si usted se lo permite.

Entiendo que en Física hay una serie de signos y abreviaturas, como también fórmulas que requieren ser aprendidas, memorizadas y aplicadas por los alumnos. Existe en sistema Braille el "Código Científico Matemático Unificado". No es difícil y hace totalmente accesible la transcripción de signos y fórmulas científicas. Por favor revise e imprima las páginas referidas a este código en http://members.tripod.com/DE_VISU/brlesp01.html

El verdadero desafío para el profesor es comunicar los conceptos a la persona ciega. Para tener una mejor percepción de las dificultades a las que se enfrenta un ciego es imprescindible ponernos en su lugar. Cierre sus ojos y piense qué idea quiere usted transmitir a su alumno ciego: ¿velocidad, tiempo, vectores, ondas, luz...? Todo esto deberá transmitirlo desde su experiencia concreta. Que el mismo alumno cuente sus vivencias en la casa, la escuela, la calle, el omnibus, etc. con respecto a estos conceptos. De lo contrario estará hablando de asuntos abstractos sin significación para él. ¿Quién no ha tenido la ruda experiencia de la inercia con una brusca frenada del conductor? Será muy interesante que él cuente a sus compañeros como se ubica en una parada de buses o cuando busca una dirección.

También aquí juega un papel importante el grado de rehabilitación y autonomía del alumno, como del manejo familiar de la sobreprotección. Esperamos que se encuentre con un alumno inteligente, entusiasta por aprender de la Física -una ciencia que nos sale al paso a toda hora en nuestro diario vivir- e independiente. Tampoco haga de él la estrella principal. Es un alumno más, sólo que aprende por otros canales: tacto, oído, olfato, gusto, percepción de obstáculos. Le ayudará a internarse en el tema de la educación de ciegos, la página http://www.utem.cl/trilogia/Volumen_16_n_25_26/p_16_8.htm

Cordialmente,
Iván Tapia

ANOFTALMIA MONOCULAR


elvira@telcel.net.ve
Fecha: Domingo, Abril 06, 2008 9:58 PM
Tema: Defecto congenito

Consulta: Mi nombre es Claudia y tengo una sobrina de cinco años la cual nació sin un ojo. Los doctores nos dijeron que era algo congénito, cosa que nos preocupó porque en nuestra familia tenemos niños y no se había presentado el problema. La niña asiste a la escuela y hace una semana llegó dando gritos con las manitos al rostro preguntando por qué no tenia el ojito como todas sus demás compañeritas. Pedía llorando su otro ojito, eso nos duele profundamente y no sabemos que responderle a la niña para levantarle el autoestima. Necesitamos la ayuda de un profesional.

Estimada Claudia: usted misma se ha dado la respuesta. Su sobrina y la familia, en especial los padres, requieren de la asistencia de un psicólogo profesional que les oriente y entregue herramientas para dar tranquilidad a la niña y su entorno, frente a la discapacidad, sin caer en la lástima y la autocompasión. Una personita de cinco años que se da cuenta que es distinta a los demás es indudable que estará impactada, pero tiene muchos más recursos naturales que un adulto para adaptarse a una circunstancia así. Confío y creo en la capacidad de resiliencia con que los seres humanos hemos sido dotados para enfrentar las dificultades más adversas.

A mi modo de ver es muy importante que la familia no dramatice y magnifique más el problema de lo duro que ya es, de modo que la chica lo tome con cierta naturalidad. Habrá muchas explicaciones que podrán consolar a la niña en su circunstancia. Lo concreto es que ella necesita "aceptar" esta realidad, con la cual tendrá que vivir toda su vida y asumir todos los desafíos de la vida, teniendo un sólo ojo. Sin descartar, obviamente, que -consultado el oftalmólogo y si es factible- utilice una prótesis.
El problema en cuestión se llama anoftalmia y es un defecto raro en el cual faltan uno o ambos globos oculares o se encuentran en estado rudimentario. Puede haber ausencia congénita de cualquier estructura ocular, o suspensión del desarrollo al grado en que sólo hay demostración histológica. Casi siempre existen los párpados. Éstos, a menudo, están adheridos a nivel de los bordes, pero pueden separarse. La anoftalmia se asocia con una alteración cromosómica.

Nada es absolutamente perfecto en la vida; ella podrá observar una flor a la cual le faltan pètalos, o un animalito que cojea, en fin no le faltarán a usted como tía los ejemplos para bajar el nivel de tensión que su sobrinita vive. Desde ya la vida le está enseñando a esta pequeña que nadie es completo y perfecto, como que no siempre se dan las circunstancias como nosotros quisiéramos. Enséñele a dar gracias por tener la capacidad de ver, no como sucede a muchos niños que jamás pudieron ver u oír. Sobre esto hay bellas historias a su nivel de comprensión, que usted podrá leerle o contarle, como por ejemplo la maravillosa vida de Louis Braille, quien creó un sistema de lectura y escritura con apenas 15 años de edad. Tal vez esta prueba tan dura para ella será el acicate para desarrollarse y llegar a ser alguien que aportará mucho más a la sociedad, que una persona con todos sus órganos.

En cuanto a los padres, es imprescindible que acudan al especialista que les oriente para superar cualquier tipo de culpabilidad o resentimiento que pudiesen albergar, y así evitar se desencadenen otros problemas de tipo matrimonial. De más está recordarle a usted y a ellos que busquen también la asesoría espiritual de un pastor o sacerdote, dependiendo de su fe, puesto que los seres humanos no somos sólo materia, sino también espíritu, y hay ciertas realidades que sólo se pueden asumir con una perspectiva espiritual.

Le saludo cordialmente, esperando haber satisfecho su consulta.